Gestión del riego en la zona de la raíz

“Precision Growing” significa literalmente cultivar más con menos insumos. En este contexto, GRODAN se centra en soluciones para la gestión de la zona de la raíz, teniendo en cuenta la necesidad de adoptar un enfoque holístico del cultivo. De esta manera, nos centraremos en “Precision Growing” relacionado con la gestión de la zona de la raíz, en la elección del sustrato, su diseño y uso para optimizar el suministro de agua. Comenzamos brindando información básica sobre el manejo de la zona raíz con sustratos. Luego damos consejos detallados sobre riego en las primeras semanas de un nuevo cultivo.

¿Por qué la gestión de la zona raíz?

Un suministro específico de agua y nutrientes mejora el rendimiento de los cultivos y la calidad de la fruta. Para ello, es posible controlar cuidadosamente el contenido del agua (WC) así como la conductividad eléctrica (CE) del sustrato, dependiendo de las condiciones climáticas vigentes así como del equilibrio generativo / vegetativo de la planta.

Elección del sustrato

La elección del sustrato se realiza antes del inicio de cada ciclo de cultivo. En ocasiones, los productores optan por sustratos orgánicos (coco) porque creen que sus cultivos serán más sostenibles. Esto es incorrecto. Un estudio encargado por GRODAN y realizado por Blonk Milieu Advies mostró que el impacto ambiental de los dos sustratos fue similar. Su conclusión fue que “el medio de cultivo en sí mismo contribuye sólo marginalmente al impacto ambiental total de la producción de invernadero. Sin embargo, los cambios en las prácticas de producción en la gestión de la energía y el uso de fertilizantes tendrán un efecto importante en el desempeño ambiental general”. Por supuesto, en cuanto al uso de fertilizantes se trata de poner en marcha el reciclaje desde el primer día de cultivo, operando dentro de un sistema hidropónico cerrado mientras se trabaja con una estrategia de riego estructurada y en todo momento una composición de fertilizante precisa.

Diseño de sustrato

Con el lanzamiento de los sustratos Next Generation 2.0 (NG 2.0), GRODAN se centra en la relación entre el contenido del agua y la conductividad eléctrica dentro del sustrato y cómo el productor puede influir en estos dos parámetros para garantizar un crecimiento óptimo y fruta de primera calidad. De esta forma, ayudamos al productor a afrontar los principales problemas de la producción de invernadero, como la limitación del consumo energético derivada del incremento de los costos energéticos o el cumplimiento de las mejores prácticas agrícolas en materia de evacuación de agua de drenaje de invernadero. Los sustratos NG 2.0 de GRODAN están compuestos de fibras hidrófilas inertes, proporcionan una excelente eficiencia de riego y son uniformes, lo que significa que el productor puede adoptar estrategias de riego estructuradas.

Fibras hidrofílicas inertes

Los slabs de GRODAN están elaborados a partir de basalto extraído en canteras que cumplen con estrictas normativas medioambientales. El basalto se funde y se hila en fibras en nuestras fábricas en los Países Bajos, Canadá y Polonia. Durante este proceso, las fibras se recubren con un aglutinante hidrófilo que ayuda a la distribución uniforme del agua y los nutrientes dentro del slab. Dado que las fibras son inertes, no atrapan ningún nutriente. Gracias a la estabilidad química de los slabs, el agua de drenaje se puede reciclar desde el inicio del ciclo de cultivo.

Ahorros durante el cultivo

Un ensayo conjunto en el Centro de Mejoramiento, “restringiendo el riego y emisiones ”, en el que se utilizó el Grotop Master (10 cm de altura) con Tecnología NG2.0, demostró un ahorro de agua del 15% en comparación con varios otros regímenes de riego. En particular, una irrigación más precisa es posible durante los meses de invierno.

Los beneficios clave durante el cultivo:

• Desarrollo radicular rápido y vigoroso, gracias a una distribución más rápida y uniforme de agua y nutrientes, y un uso óptimo de todo el volumen del slab, especialmente en la capa superior.

• Dirección más directa del agua y los nutrientes gracias a un mejor uso de las funcionalidades del volumen del sustrato y la mayor uniformidad dentro de bloques y los slabs.

• Absorción de agua y nutrientes más equilibrada: mejor distribución de raíces finamente ramificadas en el slab.

• Control óptimo del nivel de CE en el slab, particularmente importante durante condiciones climáticas cambiantes, gracias a la rápida distribución de nutrientes.

• Orientación hacia el crecimiento generativo, debido a una mejor distribución de agua y nutrientes, particularmente en la capa superior del sustrato.

• Mejor rendimiento en superficies irregulares, gracias a la mejora capacidad de resaturación del slab.

• Oportunidades para mejorar los rendimientos en la segunda mitad del año – gracias al desarrollo continuo de nuevas raíces en los bloques y los slabs.

El cultivo hidropónico en sustratos de lana de roca da como resultado un mayor rendimiento por metro cuadrado en comparación con el cultivo en suelo. En un invernadero se pueden crear las mejores condiciones climáticas para las plantas. Esto, en combinación con “Precision Growing”, permite a los productores darle a la planta exactamente la cantidad de agua y fertilizante que necesita, y esto conduce a una planta fuerte que lleva más frutos.

Comuníquese con nosotros para asesorarlo y proporcionarle los mejores sustratos para el crecimiento óptimo de sus cultivos: info@aiasesores.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.