Ventajas de la producción hidropónica de arándanos en macetas

La producción y consumo de arándanos ha aumentado rápidamente en los últimos años. Se están utilizando invernaderos y principalmente túneles para extender la temporada de crecimiento y el período de cosecha. Los arándanos se cultivan tradicionalmente en el suelo. El suelo debe estar bien drenado, pero con suficiente capacidad de retención de humedad. La optimización de la producción de arándanos requiere un alto nivel de control, una relación equilibrada de aire a agua en el suelo de los medios de cultivo, micro riego y fertilización adecuados. Todo esto puede lograrse cuando se utiliza tecnología sin suelo en general y en particular fibra de coco en macetas.

Cultivo hidropónico

Los números muestran que el rendimiento por metro cuadrado cuando el arándano crece hidropónicamente puede ser hasta 5 veces mayor que el rendimiento en la producción en campo abierto. El rendimiento promedio de cultivo en campo abierto en todo el mundo es de aproximadamente 6 toneladas por hectárea, a comparación de la producción hidropónica que puede ser de 20 a 30 toneladas. Además, sus frutos son de mayor calidad y mayor calibre, lo que los hace más fáciles de cosechar y también más comercializables.

La ventaja más importante de este sistema es que no depende de las condiciones del suelo; por lo tanto, al eliminar el suelo como factor limitante, la producción de arándanos se puede llevar a áreas con mejores climas y mejor disponibilidad de agua, o incluso un mejor acceso al mercado de consumo. Además, las soluciones hidropónicas aumentan significativamente la densidad de la planta, alcanzando hasta 9,000 plantas por hectárea.

Los métodos de cultivo sin suelo también permiten un mejor manejo de la fertirrigación y facilitan un mejor control de la salud de la planta, ya que las amenazas de plagas son más fáciles de controlar. Al cultivar las plantas en contenedores individuales, es mucho más fácil mantener las plagas o enfermedades bajo control, o incluso eliminar y reemplazar las plantas afectadas.

Cultivo de arándano en maceta

El cultivo de arándanos en contenedores se ha convertido en una tendencia muy popular en los últimos años. La planta requiere un conjunto específico de condiciones para crecer bien y producir un gran rendimiento. Hay una larga lista de necesidades que requiere una planta de arándanos saludable, incluido el suelo con un pH ácido de 4.5 a 5.5, suficiente luz solar y calor y un medio de crecimiento húmedo. Curiosamente, plantar los arándanos directamente en el suelo no siempre cumple con todos estos requisitos. Pero, cultivarlos en una maceta sí. Dicho esto, el cultivo de arándanos requiere macetas con un conjunto particular de especificaciones de diseño.

Si planeas cultivar arándanos en macetas, dales mucho espacio para prosperar. Busca las macetas más anchas que puedas conseguir, ya que las raíces de los arándanos se extienden horizontalmente y no verticalmente.

Selecciona macetas con buenos agujeros de drenaje. Saca la planta de arándanos del contenedor de germinación y afloja el cepellón antes de plantar. Cava un hoyo en el medio de la maceta y coloca la planta al mismo nivel que en la maceta original. Rellena el agujero alrededor de la planta y compacta el sustrato un poco para eliminar las bolsas de aire. Riega a fondo y mantén la maceta donde haya al menos 6 horas a pleno sol, con algo de sombra por la tarde.

A los arándanos no les gustan los pies mojados; asegúrate de mantener el sustrato constantemente húmedo pero no inundado. Una vez que las plantas comiencen a crecer nuevamente, aliméntalas preferiblemente con fertilizantes ácidos de liberación lenta. Asegúrate de seguir las dosis en la etiqueta del fertilizante y supleméntalas con un fertilizante a base de ácido de acción rápida cuando las plantas están en crecimiento activo, desde la primavera hasta el verano.

Recomendación de macetas

La maceta cuadrada Bato de 25 litros es ideal para producir arándanos, entre otros cultivos. Su volumen y su tamaño facilitan aún más el control del cultivo. Debido a su gran calidad, las macetas se pueden utilizar durante años. La maceta es fácil de mover, por lo que el número de plantas por metro cuadrado se puede ajustar rápidamente. El buen drenaje hace que el hundimiento del sustrato sea mínimo; con esto se consiguen más frutos por metro cuadrado y frutos de mejor calidad. La maceta está disponible en dos versiones: una con la base plana con una cruz en relieve y orificios de drenaje, y otra versión con patas y la base de rejilla.

Ventajas:

Las robustas patas de 25 mm de altura de la versión con rejilla evitan la penetración de las raíces, reduciendo el riesgo de enfermedades.

Maceta Bato de 25 litros con patas de 25 mm de altura

Poda

La poda es necesaria para mantener el vigor y la productividad de las plantas, para ayudar en el manejo de enfermedades e insectos, para mantener el tamaño y la calidad de los frutos grandes y para desarrollar un hábito de crecimiento apropiado para la cosecha.

Una planta joven de arándanos producirá muchos brotes durante los primeros años y disminuirá gradualmente a medida que las plantas se crecen. Los rendimientos disminuirán debido a la ausencia de un nuevo crecimiento en el que se formarán las yemas florales. Se requerirá una cantidad creciente de área foliar para satisfacer las demandas respiratorias tanto de la fruta como de la madera. Además, la penetración de la luz en el dosel disminuirá, dando como resultado un cambio en la producción de fruta hacia el exterior del arbusto, causando una disminución en la superficie de apoyo. Las prácticas de poda apropiadas pueden mantener una planta de arándanos en un estado eficiente y productivo, sin los cambios perjudiciales descritos.

Comuníquese con nosotros para conocer más sobre nuestras soluciones para la producción hidropónica de arándanos: info@aiasesores.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.