¿Cuál es el empaque adecuado para mis cultivos?

El empacado de frutas y verduras es la práctica agrícola encargada de poner los cultivos frescos del campo en las manos del consumidor. Dado el hecho de que todas las frutas y verduras son cultivos altamente perecederos, elegir el paquete correcto de frutas y verduras puede ser vital para la supervivencia del agricultor en el mercado.

La función principal de un empaque es mantener las frutas y verduras de manera que preserven su calidad y prolonguen su vida de anaquel. Más importante aún, el empacado de frutas y verduras representa un componente integral en el manejo de marketing. De hecho, un paquete es una forma de comunicación con los clientes y, por lo tanto, está directamente relacionado con la estrategia de ventas.

Tipos de empaque de frutas y verduras

En cuanto a su función, el empaque de frutas y verduras se puede observar de dos maneras:

  • Paquete primario – la capa del paquete que está en contacto directo con el producto, generalmente la presentación al cliente –marketing.
  • Paquete secundario – mantiene el paquete primario durante el transporte y almacenamiento, y por lo tanto facilita su manejo

Factores a considerar en el diseño del empaque

Es importante entender algunos principios de diseño importantes para el desarrollo de nuevos empaques. El éxito de cualquier empaque nuevo depende estrictamente de dos aspectos críticos: la aceptación del consumidor y el costo. La premisa más importante para la aceptación del consumidor es la simplicidad en un nuevo diseño. La simplicidad en el diseño de un producto o empaque depende del número de componentes utilizados en la creación de un producto terminado o empaque. Múltiples componentes en un empaque aumentarán la complejidad del diseño en todos los aspectos, desde la fabricación hasta las especificaciones de prueba para uso final.

El diseño del empaque incorpora dos componentes significativos. En su concepción el primero es técnico, aportando fuerza, protección de vida útil y capacidad de fabricación. El segundo es el marketing, haciendo hincapié en la forma, el contorno, el color, los gráficos, y todos los diferentes factores asociados al reconocimiento de marca y al atractivo del consumidor. A menudo es dificil cumplir con los aspectos técnicos y de marketing de un nuevo diseño sin comprometer algún aspecto. Sin embargo, está claro que no importa qué principios de un nuevo diseño de empaque se siguen y cuáles cumplen los objetivos técnicos y de marketing. No es hasta después de que un nuevo empaque se lanza para que su éxito pueda ser realmente medido, ya que únicamente depende de la aceptación del consumidor en toda la gama de puntos de venta final. Tal éxito en todos los segmentos minoristas de un nuevo diseño de empaque a menudo se conoce en la industria como una “innovación”.

Una innovación es la creación de un nuevo diseño de empaque o proceso; sin embargo, la innovación está marcada con el éxito y aceptación. Por lo tanto, para que un empaque nuevo pueda lograr el reconocimiento de ser llamado innovación, tiene que demostrar el éxito en un aumento en participación de mercado y una mayor presencia en los anaqueles.

Algunas lecciones sobre cómo elegir el paquete correcto

La agricultura es una actividad muy especial que depende en gran medida de los procesos naturales, y debido a eso el manejo de cada operación agrícola se convierte en único. La decisión de cada agricultor, así como las prácticas de cada operación, pueden dar lugar a resultados inesperados. Lo mismo ocurre con el manejo del empaque del cultivo. Los productores deben tener en cuenta las siguientes consideraciones para llevar a cabo un empacado con éxito, mientras se decide el empaque correcto:

  1. Cuáles son los requisitos del cultivo. Cada cultivo tiene sus propios requisitos de empaque, por ejemplo, las berries son mucho más susceptibles de dañarse que las manzanas y, por lo tanto, requieren un empaque más delicado.
  2. Transporte de cultivos y manejo del almacenamiento. Hay una diferencia entre el empacado de los cultivos que se entregarán directamente al mercado y los cultivos que se almacenarán durante un período determinado.
  3. El almacenamiento. El empaque del cultivo debe de ser acorde al tipo de almacenamiento (almacenamiento en ambiente controlado, almacenamiento de enfriamiento, almacén simple, pre-enfriamiento), así como con la duración del almacenamiento (almacenamiento a corto o largo plazo).
  4. Mensaje a los clientes. El paquete es una forma de comunicarse con los clientes. Por lo tanto, antes de empacar sus frutas y verduras, los agricultores deben considerar cómo desean presentar sus productos a los clientes.
  5. Valor por su dinero. Al decidir sobre el empaque del cultivo, un productor debe ser consciente de sus propias posibilidades financieras. Además de eso, para ciertos cultivos de alto valor, como los arándanos, los productores pueden pagar costos de empaque más altos. Por otro lado, para cultivos como la papa se recomienda utilizar soluciones de empaque más asequibles.

Algunos productores no le dan la importancia debida al empaque de sus cultivos. Sin embargo, elegir el empaque adecuado para los cultivos puede ser un punto de inflexión para extender la vida de anaquel del producto y su calidad –el empaque del cultivo es un factor determinante del éxito del productor en el mercado.

Empaque para cultivos de alto valor

Los empaques de plástico termoformado brindan una excelente protección para las frutas y verduras contra el abuso físico y ofrecen mejores opciones de comercialización, excelente visibilidad y opciones de recierre.

Está surgiendo una línea completamente nueva de productos de empaque para la creciente demanda de frutas y verduras frescas listas para consumir. Los clamshell se usan ampliamente en cultivos que requieren un trato más delicado como las berries, y también en tomates y pimientos de especialidad y otros productos de valor agregado y se usan cada vez más en mezclas de ensaladas preparadas, debido a la protección de su contenido y su mejor presentación para el consumidor.

Los clamshells deben tener la capacidad de mantener los alimentos frescos, incluso después de haberlos abierto, y deben ofrecer una vista clara del producto.

La resistencia del empaque a la manipulación es también un factor importante, esto es que esté diseñado para mostrar visiblemente si el empaque ha sido violado, ya que proporciona un nivel adicional de confianza para los minoristas y consumidores al tomar una decisión de compra. Asegura que el contenido no ha sido saqueado, lo que resulta en una cantidad o peso inferior a lo que marca la etiqueta, o contaminado –lo que podría causar un riesgo potencial para la salud.

La seguridad alimentaria es un tema que cada día tiene más atención y está más vigilado. Los consumidores demandan cada vez más empaques a prueba de manipulaciones y que lleven etiquetas que indican dónde y cuándo se cosechó. Todas estas exigencias, más marcadas en los cultivos de alto valor, son un nuevo reto para los productores, y los clamshell y otros empaques de plástico termoformado ofrecen una solución que cada vez se vuelve más popular entre productores y consumidores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.