Recomendaciones de poda y tutoreo de tomate de invernadero

El mantenimiento de cultivos de tomate indeterminado de invernadero es muy necesario a lo largo de toda la temporada para mantener una buena salud de las plantas y garantizar buenos rendimientos. El tutoreo de lasa plantas así como la poda y eliminación de las hojas inferiores, ayudan a mejorar la circulación del aire y el soporte del peso de las plantas y los frutos, equilibran el crecimiento vegetativo con el reproductivo y mantienen una buena higiene general en el invernadero. Mantener la fruta distante del suelo facilita su recolección y disminuye el número de imperfecciones.

El método de cuerda colgante es el enfoque más común para el tutoreo de variedades de tomate de invernadero indeterminado. Implica guiar verticalmente los tallos en cuerdas suspendidas sobre las plantas y limitar la planta a un pequeño número de tallos principales, también conocidos como brazos.

En ocasiones se usa la malla espaldera en la producción de tomate determinado en campo abierto, aunque no se recomienda debido a sus limitaciones en el crecimiento de la planta y débil soporte. La malla espaldera también restringe el flujo de aire, lo que puede promover el desarrollo de enfermedades foliares en cultivos protegidos. Se recomienda el método de cuerda colgante para el cultivo de tomates indeterminados.

Preparación del tutoreo

La infraestructura del tutoreo es una parte crucial para tener éxito con el método de cuerda colgante. Tendrá que suspender cuerdas de un sistema de soporte de cables que se extiende en paralelo a las filas del cultivo y que se encuentran a una altura de por lo menos 2 metros del suelo. Lo mejor es establecer una infraestructura antes del trasplante para evitar perturbar las plantas una vez que se establezcan.

Estructura de soporte de tutoreo

Se recomienda diseñar y construir la estructura del invernadero de manera que pueda soportar todo el peso de un cultivo maduro, para de esta manera conectar los cables de soporte directamente a la estructura. Este enfoque generalmente proporciona el mayor espacio vertical para que el cultivo crezca. Se debe esperar que la carga en el cable sea de aproximadamente 20 kilos por metro lineal, o 3 toneladas para 600 plantas.

Si no está utilizando la estructura del invernadero o túnel alto, necesitará instalar postes altos en los extremos y posiblemente entre las filas del cultivo para  conectar el cable.

Instalación de cables y cuerdas

Para instalar los cables, estírelos firmemente entre los extremos opuestos de la estructura de soporte, ya sea en las vigas o postes del invernadero, donde planea colocar las filas y asegure con abrazaderas u otros dispositivos. Necesitará instalar un cable para cada fila de tomates. Asegurar el cable en intervalos adicionales entre los extremos aumentará la rigidez.

El número de hilos suspendidos del cable dependerá de la cantidad de brazos que mantenga por planta, generalmente 1 o 2 en producción en invernadero. Deberá colgar 1 cuerda por brazo en cada fila. La cuerda debe ser al menos lo suficientemente larga como para llegar al fondo de cada planta con cierta holgura, o más si planea bajar y apoyar la cosecha a medida que crece. La cuerda hecha de materiales naturales puede degradarse y romperse antes de que termine la temporada, por lo que es aconsejable usar rafia especial para la producción en invernaderos.

Asegure la cuerda al cable, dejando el exceso de cuerda en la parte superior si planea bajar la planta, o alternativamente use carretes de cuerda suspendida de ganchos de soporte de cultivos que pueden simplemente deslizarse sobre el cable.

Poda de formación

A los 15 ó 20 días del trasplante, con la aparición de los primeros tallos laterales, se efectúa la poda de formación, que consiste en eliminar algunos de esos tallos, al igual que las hojas más viejas, mejorando así la aireación de la planta. Para equilibrar el crecimiento reproductivo y vegetativo, los tomates indeterminados de frutos grandes típicamente se podan a solo 1 o 2 brazos. Los tomates cherry y de uva pueden tener hasta 4 brazos por planta. Limitar el número de retoños y brazos permite a la planta obtener más energía en el desarrollo de la fruta en lugar de mantener una gran cantidad de brotes, lo que puede dar como resultado una fruta más pequeña. Tener 2 brazos en lugar de 1 puede servir como un seguro en caso de que algo le suceda al brazo principal. En la poda a un brazo, se eliminan todos los brotes axilares del tallo principal, permitiendo el crecimiento de éste hasta su despunte. En la poda a dos brazos, se deja crecer uno de los brotes axilares a partir de la segunda o tercera hoja tras la primera floración.

Colocación de clips de tutoreo

Después del trasplante, ate flojamente el hilo o la cuerda alrededor de la base de la planta. Si el nudo es demasiado apretado, puede cortar la planta a medida que crece. Para lograr una mayor productividad y evitar estresar o dañar la planta es recomendado utilizar clips de tutoreo de tomate, que están diseñados para rodear el tallo y sujetarlos a la cuerda.

Siempre se debe sujetar el clip a la cuerda alrededor del tallo, justo debajo de una rama que ha alcanzado su crecimiento por completo. Una rama que aún está en desarrollo continuará creciendo y el clip tendrá que ser reajustado para lograr un soporte adecuado. Si se están cultivando 2 brazos, se coloca un clip justo debajo de donde se ramifican los 2 brazos. Cada brazo tendrá que ser cultivado en su propia cuerda. Deben colocarse clips adicionales cada 12 pulgadas en el tallo, a medida que crecen las plantas.

Poda de hojas

La poda deja que la energía de las plantas se destine a la producción de fruta en lugar de mantener un crecimiento vegetativo excesivo. Además, la eliminación de las hojas inferiores aumenta el flujo de aire, lo que puede reducir la incidencia de la enfermedad.

Se debe utilizar equipo esterilizado y podar solo cuando el follaje esté seco para evitar la posible propagación de una enfermedad.

Una vez que las plantas tengan aproximadamente 18-20 hojas, se comienza a eliminar 1-3 hojas cada semana con podadoras esterilizadas. Las hojas más apropiadas para eliminar son aquellas en las partes inferiores de la planta que pueden estar sombreadas. Además, si ve alguna hoja que parezca enferma, se debe desechar.

Bajado e inclinado

Una vez que las plantas han llegado a la parte superior del cable, pueden ser podadas para evitar un crecimiento vertical adicional, o si se ha colocado suficiente rafia adicional o si se está usando un dispositivo de soporte en bobina, se puede inclinar la planta hacia un lado para permitir que continúe creciendo y extender la producción.

Para bajar y apoyar una planta, libere cuidadosamente alrededor de 30 centímetros de rafia del carrete o gancho y mueva la planta en una posición antes de volver a ajustarla al cable. Continúe a lo largo de la fila hasta llegar a la última planta. Si plantó con no más de 2 pies entre hileras, la última planta en una fila puede bajarse, y luego el dispositivo de soporte de cultivos puede engancharse al alambre en la hilera contigua.

A medida que avanza la temporada, las plantas pueden necesitar ser bajadas y apoyados varias veces. Siempre incline las plantas en la misma dirección cada vez.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.